Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

Personajes y evolución del Obispado de Cuenca en los siglos XIV y XV

ACTIVIDADESPosted by Amparo López 14 Jun, 2015 23:39:40
A falta de celebrar una única sesión que fue aplazada terminó el II Seminario Universitario de Historia titulado “La tierra de Cuenca en los siglos XIV, XV y XVI” organizado por la UNED de Cuenca que, a través de tres conferencias en el salón de actos de CCM y una mesa redondaen en el Museo Palacio ha tratado sobre los orígenes del problema judeoconverso en la ciudad de Cuenca, el ejemplo de Cuenca en "Las Cantigas" de Alfonso X el Sabio o el obispado y la iglesia conquense, temas desarrollados en las ponencias que tuvieron como broche la mesa redonda sobre los modelos del derecho medieval que constituyeron los fueros castellanos, entre los tratados en la jornada, el Fuero de Cuenca y el Fuero de Uclés.

El encargado de ofrecer la última de las conferencias “El obispado y la iglesia conquense en los siglos XIV y XV” fue el profesor Jorge Díaz que “aporta cada vez en sus investigaciones aspectos muy novedosos que enriquece el conocimiento del obispado, de la Iglesia de Cuenca y en definitiva, el conocimiento de nuestra provincia en todos los sentido” como reconocía Miguel Romero en la presentación del acto al profesor Díaz, quien volvía de esta forma, como afirmó al inicio de su intervención, “a los orígenes de mi actividad investigadora sobre la Iglesia de Cuenca”.

El profesor de Historia Medieval de la Universidad Complutense ha estudiado el Obispado de Cuenca y fijado sus fundamentos institucionales y socieconómicos. Ha publicado y ofrecido conferencias en diversas ocasiones sobre el nacimiento y desarrollo del Obispado conquense que sitúa en el siglo XII.

En el mismo espacio del II Seminario. Jorge Díaz detalló en la primera edición “la rigurosa jerarquía en la que estaba constituido y a cuya cabeza estaban las dignidades (el prior -posteriormente, en 1215, deán, cuatro arcedianos -el de Cuenca, el de Huete, el de Alarcón y el de Cañete-, el chantre, el maestre escuela y el tesorero), seguidas del cabildo de canónigos, de los racioneros y medio racioneros, y de los servidores y auxiliares del cabildo catedralicio: capellanes, canónigos extravagantes, mozos de coro, un sacristán, porteros, campaneros…, un maestro de capilla, mayordomos, un canónigo obrero, un visitador, un procurador, etc.”.

También enumeró las trece parroquias en Cuenca y las diez de Huete desde finales del siglo XII, y las numerosas iglesias sin la categoría de parroquia, pero para la conferencia que nos ocupa, tras fijar que el origen, límite y estructura se sitúan en el XIII, se centró en la etapa del obispado en los siglos XIV y XV. Momento en el que los obispos procedían de Toledo, “en el XIV y XV exceptuando tres, casi todos procedían de la mediana nobleza, de muy diversos lugares de Castilla pero no de Cuenca” tratando a partir de aquí las relaciones de poder.

Centrado ya en esta época “hubo 19 obispos en los siglos XIV y XV, desde Pascual elegido en el siglo XIII hasta el cardenal Riario”.

“Ante todo destacaría que junto a los factores que junto a motivaciones estrictamente eclesiásticas, la mayoría de las veces, los factores que fueron determinantes en la elección de estos obispos fueron factores de carácter sociopolítico que van a estar en relación con la propia dinámica evolutiva de la sociedad castellana y de la propia Iglesia castellana, en general. Serán personajes próximos a la monarquía o personajes próximos al pontificado que son las dos instancias del poder”, avanzó el ponente.

NIVEL DE RENTAS
Otro aspecto que destacó el profesor Díaz Ibáñez fue “el aumento que durante los siglos XIV y XV experimentó el nivel de rentas de la mitra conquense”, según los datos encontrados en archivos vaticanos, a principios del XIV, cuando un obispo de Cuenca accedía a la nueva sede debía pagar a la cámara apostólica 500 florines de oro, mientras que en el año 1470 la cantidad pasó a 3.000 florines de oro, con lo que “sitúa a Cuenca con un nivel de rentas ya medio-alto”, en referencia a la evidente evolución experimentada.

El profesor destacó que los miembros del cabildo conformaban una auténtica elite eclesiástica urbana, “muchos de ellos van a proceder de importantes familias de la alta nobleza linajes como los Gil de Albornoz, los Carrillo, los Camuña, los Álvarez de Toledo, los Hurtado de Mendoza, linajes que a lo largo de los siglos XIV y XV van a tener cada vez un peso mayor en la sociedad conquense”, apuntando que algunas familias tendrán mayor presencia en el cabildo. Como complemento a la presencia de estas familias tenían en el concejo, citó a los Chirino, Molina, Torralba, Cañaveras, algunas de judeoconversos.

También se refirió a dos personajes de la nobleza conquense con presencia importante en el cabildo, aunque no llegaron a ser obispos de Cuenca, el caso de Gil Álvarez de Albornoz, “sin duda el eclesiástico conquense que tuvo una mayor proyección internacional y un protagonismo importantísimo”. Nació en Cuenca en 1302 y murió en Italia en 1367. Gil de Albornoz en 1336 y 1337, intentó ser elegido por el cabildo catedralicio obispo de Cuenca pero el Papa lo consideró demasiado joven, “no obstante, Gil de Albornoz va a llegar a ser arzobispo de Toledo y cardenal desempeñando un papel importantísimo en la pacificación de los Estados Pontificios y al final de su vida, en su testamento dejaría establecido todo lo referente a su más importante fundación que fue el colegio de San Clemente en Bolonia”.

Otro personaje citado por Díaz fue el chantre Nuño Álvarez de Fuente Encalada, “un clérigo bastante singular por las actividades caritativas y benéficas, fundó hospitales y fue el fundador del monasterio de benedictinas que hay en Cuenca que se mantiene en la actualidad quien realizó una importante donación en 1450 a la biblioteca capitular que se formó. Donó libros que se había traído de Bolonia, puesto que fue uno de los clérigos conquenses que estudió en el colegio de San Clemente de Bolonia que había fundado el cardenal Gil de Albornoz”, aseguró Díaz que continuó su exposición ofreciendo datos sobre el patrimonio que consiguió el cabildo, sus bienes y rentas, tanto urbanos como rurales, las casas, viñas huertos, molinos hidráulicos, dehesas de la Serranía de los que eran propietarios.



  • Comments(0)

Fill in only if you are not real





The following XHTML tags are allowed: <b>, <br/>, <em>, <i>, <strong>, <u>. CSS styles and Javascript are not permitted.