Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

Julián consiguió encandilar a un jurado exigente disfrutando de su pasión: la cocina

GASTRONOMÍAPosted by Amparo López 23 Sep, 2013 11:09:49
A Julián se le ilumina la cara cuando habla de algún plato que acaba de preparar. No podemos ni imaginarnos cómo resplandecería después de cocinar, junto con Merce, la paella que ha conseguido el título de mejor paella del mundo tras presentarse al 53 Concurso Internacional de Paella Valenciana de Sueca, considerada “ciudad arrocera de España”.

Ni trucos, ni fórmulas mágicas. Ese día Julián García se levantó con la disposición de disfrutar de la experiencia que se le presentaba: él iba a guisar una paella con leña. Que después encandilara a un jurado experto y exigente y tratara la suya como la mejor, todavía le sorprende.

A la calidad de los ingredientes atribuye Julián la excelencia de su paella y a haber podido “hacer un buen caldo”, después de freír tranquilamente, “echar el agua... y que cueza. El arroz es una esponja que absorbe el sabor del caldo que has hecho”. En la paellera puso pollo de corral, conejo, bachoqueta, garrofón, caracol pequeño de monte, azafrán de La Mancha, tomate y pimentón. Después de poner el agua y cocer, solo hay que “respetar un poquito el tiempo del arroz. Y no hay más”. Sin olvidar la apariencia de la paella al cortar las tajadas simétricamente -aspecto muy valorado por la cónsul de Japón-, como apunta el cocinero.

“Mi única responsabilidad -explica Julián- al cocinar es hacerlo bien, como no pensaba recibir ningún premio ni nada, intentamos pasar un buen rato. Hacerlo bien y disfrutar con la gente que vino a vernos. Al acabar, estaba tan relajado que lo único que hice fue poner la paellera en las ascuas, se estaba socarrando. Me gusta siempre escuchar un poquito el socarrat, ese final que se oye el aceite. Un fotógrafo se dio cuenta y me hizo la foto que ha publicado Abc”.

La calidad de los cocineros de los restaurantes que se presentaron al concurso está más que reconocida y, aunque venían representando establecimientos de Nueva Zelanda, Estados Unidos, Francia, Alemania y Japón, la mayoría -a excepción de los japoneses- son españoles que trabajan fuera de nuestro país, lo que aporta más mérito al trabajo de Julián que ha conseguido hacer la mejor paella frente a rivales como “Casa Paella”, de Nueva Zelanda; “Vale Paella”, de Tokio (Japón); “El Redolí”, de El Palmar (Valencia); “ Picasso”, de Hamburgo (Alemania) y “Jordi Freecook”, de Valencia, finalistas del concurso que ganó el cocinero de la “Posada Real de Santa María”.

ORIGEN
Julián García nació en Santa María del Campo Rus, después ha vivido y trabajado en Valencia, en Madrid... y desde la Semana Santa de 2011, en Santa María también. Dato que explica la modestia de un cocinero que lleva toda su vida profesional dedicada al arte de dar de comer y que concibió hace unos años la ilusión de ofrecer a su hija un proyecto de futuro en su pueblo. Ahí comenzó el negocio de Julián, Mercedes y Beatriz, con la inauguración de la “Posada Real de Santa María”, el fruto de toda una vida de trabajo.

Porque la tierra tira y la tierra le arropó en uno de los días más significativos de su vida, Julián seguirá poniendo lo mejor de sí mismo al cocinar arroces y fideuá, cordero manchego, carne de solomillo, de buey, bacalao, todo tipo de pescados, los platos que componen la carta de este restaurante capaz de atraer paladares exquisitos dispuestos a disfrutar.





  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post84