Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

‘Chiquilladas’, una obra grande que a través de un niño llena el escenario de inocencia y reflexión

ARTÍCULOSPosted by Amparo López 25 Dec, 2017 22:33:19
‘Chiquilladas’ asegura un espectáculo teatral en el más amplio sentido. Una obra que sorprende desde que sitúa a su único actor sobre el escenario sin decorados por el que se desenvuelve sin descanso para llenarlo de inocencia, humor, ironía, miedo o sorpresa que es lo que consigue la obra con la actuación de Ángel Ibáñez, dirigido por Ángel González.



Después de un arduo trabajo, como explica su director, Ángel González, la versión del grupo Desahucio Teatro nos sirve una obra que induce a la reflexión sobre los grandes temas desde la perspectiva de un niño, Chico.



Como he tenido oportunidad de hablar con Ángel González sobre la obra y el mundo del teatro, he conocido de los casi dos años que ha tardado Deshaucio en prepararla, satisfechos como no podía ser de otra manera por el resultado y comprobar que funciona, según el público responde.



González destaca la idea que le rondaba por la cabeza, los temas, el uso escénico de los baúles con los que trasiega una y otra vez Chico como único recurso para plantear cada escena, pero sobre todo los matices.



Y son los matices con lo que les aseguro (dirigido a los espectadores que tengan la suerte de poder verla) que van a disfrutar. Después lo reconocerán, como reconocerán que han ido a ver teatro, puro teatro, que es lo que siempre defiende con sus propuestas el director de la versión conquense de ‘Chiquilladas’.


‘Chiquilladas’ es una obra de culto del autor francés Raymond Cousse, ampliamente representada que en nuestro país puso en escena Flotats “hace muchos años”, también Santiago Sánchez en el 2000, en el teatro Alfil de Madrid, por citar algunos.


En Cuenca, ha sido el grupo conquense el que ha trabajado a fondo hasta conseguir el resultado que la convierte en una propuesta que conecta y convence al público, donde cada uno ve de su experiencia vital. Una parte se identificará porque creerán revivir momentos de su infancia y otros lo harán porque la inocencia de Chico nos convierte en cómplices de su despertar a la edad madura con sus descubrimientos sobre el amor, el sexo, la amistad o la vida…


Y todo lo hace sin dejar de jugar. Es el juego en el que entra el público que pronto se identifica al recordar momentos propios de su vida.


En el Teatro Auditorio el público la premió largamente con aplausos porque la calidad del trabajo está fuera de duda. El mérito de Desahucio está en servirse de la calidez de un niño para mostrar con la ternura y la sonrisa que provoca la realidad con la que nos encontramos en el camino hacia la madurez cuando se descubre la vida y surgen las grandes preguntas.





  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post664