Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

Congreso sobre 'lapis especularis': el recurso que ayudó al desarrollo de la provincia de Cuenca en la época romana

ACTUALIDADPosted by Amparo López 04 Oct, 2015 18:25:38
El jueves se inauguró y durante tres días se ha celebrado en Cuenca un congreso titulado El cristal de la minas. El Lapis especularis en el mundo romano. Un recurso patrimonial, turístico, geológico y medioambiental. Un congreso-curso que ha situado durante su desarrollo como centro del debate académico al lapis especularis. Un elemento sobre el que el profesor Enrique Gozalbes, codirector del curso organizado por la UIMP, llamaba la atención advirtiendo sobre el peso que realmente hay que atribuirle en la historia de la provincia de Cuenca. "El lapis fue un elemento importante para la provincia pero la provincia tuvo otros elementos antes y después". Los otros elementos que citó el profesor fueron la cochinilla para los tintes y el esparto que se producía en muchas zonas que, unido al espejuelo, fueron los recursos económicos de la provincia que permitieron una época de esplendor.
Inauguración de las ponencias con el profesor Enrique Gozalbes Cravioto.

"No todo es lapis especularis, no pasemos de ignorar a explicarlo todo por un único factor"; "la explotación del lapis tiene mucha importancia durante la época de Augusto hasta mediados del siglo II y explica el momento de apogeo de esa época, pero no explica otros momentos estelares del mundo romano como es el siglo IV y de la villa de Noheda", insistía nada más comenzar el curso que inauguró con una "aportación general sobre la historia del territorio de Cuenca", que es lo que pretendía con su ponencia titulada "Ponencia marco: Razones para un encuentro. La romanidad en la provincia de Cuenca".
Las investigadoras italianas María Stella Pisapia y Vega Ingravalto.

Sin embargo, es innegable e indiscutible la importancia que llegó a tener el lapis especularis. Sirva un dato de los ofrecidos en el marco del curso por las profesoras italianas Maria Stella Pisapia y Vega Ingravallo, quieres explicaron que el lapis especularis procedente de las explotaciones mineras de la provincia de Cuenca se utilizó para cubrir ventanas y huecos en ciudades romanas. Era un material ligero y transparente de bajo precio. El lapis, como si de cristal se tratara una vez manufacturado, dejaba pasar la luz en los edificios de la ciudad romana de Pompeya, por lo que se empleaba como acristalamiento transparente.

El curso, inaugurado en el Museo Arqueológico Provincial de Cuenca por el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, junto al director provincial de Educación, Amador Pastor, la directora del Museo Arqueológico, Magdalena Barril y el director del curso, Enrique Gozalbes Cravioto, ha recorrido varios escenarios, entre ellos la sede de la UIMP, la ciudad romana de Valeria, el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha o las minas romanas de Cueva del Hierro, Saceda del Río y Torrejoncillo del Rey, ha desarrollado distintas ponencias sobre las minas de lapis especularis de Hispania y las explotaciones de la provincia de Cuenca.

El lapis specularis en el mundo romano: un recurso patrimonial, turístico, geológico y medioambiental organizado por la UIMP, ha servido para conocer los resultados de las últimas investigaciones y estudios sobre las minas romanas de Cuenca y su relevancia para intentar que entren a formar parte de la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y que desde el centro de la Unesco en Getafe, como anunciara su presidente, Alberto Guerrero, estarían dispuestos a apoyar.
El profesor Juan Carlos Guisado Di Monti y la profesora María José Bernárdez Gómez durante su exposición.

A través de la ponencia de los profesores María José Bernárdez Gómez y Juan Carlos Guisado di Monti los asistentes al curso han conocido las novedades que han llevado al mismo sobre los 27 complejos mineros romanos localizados en Hispania, de los cuáles 23 se encuentran en la provincia de Cuenca, 1 en Toledo y 3 en Almería. Bernárdez advirtió que todavía puede cambiar el panorama, aunque en la provincia de Cuenca "es posible que todavía aparezca alguna mina, o en Toledo, pero prácticamente se da por finalizada la localización. Sin embargo, en Almería el estado de la cuestión es diferente. Se ha empezado hace seis o siete años solo".

En su exposición Las minas de lapis especularis de hispana y su contexto, los profesores Bernárdez y Guisado, relacionaron de norte a sur los 23 complejos de Cuenca. Comenzaron por los del término de Torralba en la Alcarria, después Bólliga, Moncalvillo de Huete, y del término de Huete Saceda del Río,, Carrascosilla, La Mudarra con dos kilómetros de galería que es posible recorrer, puesto que especificaron las características de cada complejo. De Huete también, Las Vidriosas, Los Espejos, Los Mares, Pozohernando. En Campos del Paraíso: Valparaíso, Olmedilla, Valdejudíos. En Torrejoncillo del Regy y Horcajada del Rey.

En Palomares del Campo, en los términos de Palomares y Huete un complejo que presenta 160 minados con 5 kilómetros de galerías con zonas de "cristales impresionantes". El recuento continuó con el de Villarejo de Fuentes, Alconchel de la Estrella, Osa de la Vega, Las Vidriosas en Osa de la Vega también, y minas que comparten los términos municipales de Villalgordo del Marquesado y Montalbanejo, o Belmonte y Villaescusa de Haro.

Para finalizar su ponencia reconocieron algunos errores al catalogar como el producido al afirmar que era una mina de lapis la cueva natural La Rinconada, en Villar de Cañas, cuando "sólo es una mina de yeso". Y citaron otro caso en Campos del Paraíso "un pozo, posiblemente un sondeo minero romano de lapis especularis" que después se ha confirmado que era una cueva para cultivar champiñón.

Tras la llegada de los romanos y su dominio de 600 años del territorio de Cuenca que se caracteriza no solamente por lo que se consideraba "una etapa de esplendor ligada a la producción y explotación del lapis especularis sino que ese esplendor se produce con otros momentos de la historia romana del territorio como señalan la villas romanas del bajo Imperio con villas tan ricas como la de Noheda y restos tan importantes como las minas y algunas villas", como afirmó el profesor Gozalbes.

Además de las ciudades siempre representadas de la provincia: Segóbriga, Ercávia y Valeria -la única con nombre romano-, hay que añadir la cuarta ciudad "que sabemos que existió", fue "Egelasta (Iniesta) con una ceca monetaria muy importante en los siglos II y I a. C. y una quinta ciudad que sabemos que existe por el territorio, entre el norte de Albacete y el sur, Alaba" que el profesor Gozalbes dijo mencionan Plinio y Ptolomeo pero que está sin localizar.

Sin embargo, durante la época romana el hábitat más característico en la provincia no fue la ciudad sino "el vicus o poblado y esos poblados en muchos casos están relacionados en la zona occidental, la de explotación, tanto los poblados, como las villas están muy en relación con la explotación del lapis especularis en muchos casos. No únicamente, porque también hay explotaciones agrícolas" y menciona casos de vicus en Villalgordo y otro vicus, el cerro de Alvar Fáñez en la Alcarria conquense.















  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post655