Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

Hubo consuelo en el dolor durante todo el recorrido de En El Calvario

TRADICIONESPosted by Amparo López 20 Apr, 2014 19:01:57

Nace en Cuenca un día hermoso de Viernes Santo que predispone para acompañar y ser testigo de todo lo que acontezca en El Calvario. Con media hora de retraso -antes de salir tenían que quedar recogidas todas las imágenes de Camino en El Calvario- que causó cierto malestar entre el público por considerar que no se respetaba la procesión del Viernes Santo, se abrieron las puertas de San Esteban y apareció la obra de Gregorio Cubillo. Salía La Exaltación.

Todo quedaba olvidado. Como ocurriera durante todo el recorrido, con numerosos asistentes en las filas de la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón y la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Salud y las aceras a rebosar de público, salió La Exaltación. Todos enmudecen y da comienzo el desfile, acompañamiento en el dolor, estamos En El Calvario. Enseguida la Hermandad del Santísimo Cristo de la Salud aparece por las puertas de San Esteban portando El Descendimiento. El dolor desciende y transciende.

Día intenso. Contraste de colores en el desfile procesional que enfila por Las Torres para llegar a la Puerta de Valencia donde la comitiva recibirá el misterio sacro de Cristo Descendido y la venerada imagen titular de Nuestra Señora de las Angustias.

Música e incienso se apoderan del ambiente cuando El Descendido y las Angustias salen del convento con el permiso de las RR.MM. Concepcionistas Franciscanas que durante unas horas dejan ir a la Madre de la que, no obstante, estarán pendientes, sin dejar de acompañarla con oraciones en su dolor.

Calor intenso que no ayuda a hacer soportable el sufrimiento y el dolor por la pérdida del Hijo. Hasta llegar a El Salvador, la Madre sufre. En El Salvador se incorpora, portadas por las Hermandades del Cristo de la Agonía con sus pasos, el Cristo de Marfil y el Santísimo Cristo de la Agonía, primero, y la Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz, con sus pasos, la Lanzada, obra de Aurelio Lorente, y el Cristo de los Espejos, que en día luminoso como el de este Viernes Santo refleja por mil la luz que recibe y lanza al público que se traduce en momentos de serenidad. Queda mucho recorrido por delante y muchos tramos empinados por acometer para sentir el dolor, sin dejar de acompañar a la Madre que sufre.

LARGAS HORAS
Hay que subir a la plaza y volver a acometer Alfonso VIII para hacer el recorrido, ahora con todos los pasos. Quedan horas hasta que cada uno vuelva al punto de donde partió. Habrán sido horas de acompañamiento y de ofrecer consuelo. La Madre no ha estado sola, ha asistido al descendimiento, a la lanzada, a la agonía, hasta dejar todo preparado para el entierro. Puro sentimiento, Cuenca en procesión, ha vivido un capítulo imborrable de la Pasión.


  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post300