Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

Comenzó el ciclo que nos acercará la época y el tiempo de Alfonso VIII

CICLO ALFONSO VIIIPosted by Amparo López 28 Feb, 2014 11:31:10
Dentro de los actos previstos para celebrar el octavo centenario de la muerte de Alfonso VIII y Leonor Plantagenet, ha dado comienzo el seminario titulado “La tierra de Cuenca en tiempos de Alfonso VIII” organizado por la UNED de Cuenca.

Este jueves ha comenzado el ciclo que ofrecerá durante ocho semanas más varias ponencias con el objeto de conocer la época y el tiempo en que vivió y murió Alfonso VIII, gracias a las aportaciones de profesores y especialistas, algunos de Cuenca, y otros que vendrán de fuera.

Con “La ciudad de Cuenca en la Edad Media. Configuración de una sociedad urbana”, a cargo del profesor José María Sánchez Benito, arrancó el programa. El profesor Sánchez trabaja en la actualidad en una línea de investigación sobre el mundo urbano de la Edad Media como indica el título de su ponencia pero lleva 30 años manejando fuentes documentales como las encontradas en el Archivo municipal y desarrollando la historia urbana de la ciudad de Cuenca, como él mismo explicó al inicio de su exposición, que resultó instructiva y amena y que comenzó derribando tópicos: “la gente tiende a pensar que el medievo fue un tiempo de oscuridad y de pasividad”,

CUENCA
La ciudad en el siglo XIII, la Cuenca cristiana recién nacida a finales del siglo XII, según el profesor Sánchez Benito, basó su desarrollo en los procesos colonizadores que se dan en la Península Ibérica en esa época -que perdurarán después- y en el proceso de urbanización, de verdadera creación de ciudades que se está dando en toda Europa, además de la plenitud de crecimiento económico que se produce en ese momento también.

No se puede entender Cuenca, como cualquier ciudad de la época sin su territorio, por lo que el profesor mencionó un documento de 1167 referido a Embid, “un despoblado, una finca cerca de la ciudad que estaba en manos de los cristianos y cuyo término llegaba al puente del Júcar” que daba idea de hasta qué punto estaba estrechada la ciudad diez años antes de la conquista.

Es en 1177 cuando Alfonso VIII entra en la ciudad, lo que supone la implantación de unos poderes en el plano político, con la creación de un concejo municipal y en el eclesiástico, con la correspondiente sede episcopal. Importante en ese tiempo la presencia del rey en la ciudad organizando y realizando donaciones. Para el rey Alfonso VIII la conquista de Cuenca en 1177 es “un gran hito que tendrá relevancia para su política, para su persona y tendrá atención por la ciudad recién ocupada que dota a la ciudad de un territorio”.

Y también importante para Sánchez Benito la adaptación en el urbanismo que no se conoce bien porque los textos que se encuentran en el archivo son “pocos, lacónicos y de muy difícil interpretación”. Surge un foco que tiene “una gran centralidad desde el punto de vista político y eclesiástico que es baluarte defensivo. Un foco que tiene una evidente función repobladora y colonizadora”.

En la ciudad empiezan a proliferar las actividades económicas, mercados, producción artesanal dirigida a resolver las necesidades de la gente que vivía en la ciudad, etc. A partir de ahí el profesor aborda las idas y venidas, el flujo de personas y mercancías que van de un lugar a otro en función de dónde encuentran mejores condiciones de vida para asentarse, lo que cambia el modelo de población y va diseñando la sociedad urbana en la ciudad.

En el punto en que el profesor sitúa cuando afirma "estamos en la Cuenca recién nacida", explica que el flujo de mercancías que se produce atrae inmigrantes a la ciudad. Con el "reparto a prisión", porción de terreno que se entrega al recién llegado que, según explicó Sánchez Benito, venía a ser lo necesario para desarrollar la vida de una persona.

En la extensa conferencia resalta que era muy díficil describir el núcleo urbano de la época pero que es aquí cuando Alfonso VIII comienza con obras de gran alcance centradas en el baluarte que es para la ciudad, la muralla "para toda la ciudad la muralla no es solo la defensa, es un símbolo", aseguró José María Sánchez.

Es un momento de cambio y de cambio de orientación, se pasa del mundo musulmán al mundo cristiano que es totalmente diferente. Con las obras la ciudad se transforma pero no solo sus edificios, calles y los nuevos barrios. Se trata de una transformación más profunda que afecta a su estructura social.



  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post242