Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

Expertos atribuyen a Goya dos lienzos que tenían las Carmelitas en el convento en Cuenca

ACTUALIDADPosted by Amparo López 05 Dec, 2013 20:24:00
Dos cuadros que se encuentran en el convento de las Carmelitas de Cuenca podrían ser obra de Francisco de Goya. Lo afirma Fernando Tabar, catedrático emérito de Historia del Arte en la Universidad Complutense. El experto asegura en el último número de la revista “Ars Magazine” que “Huida a Egipto” y “Muerte de san Alberto de Jerusalén”, son dos obras de pequeño tamaño y temática religiosa, pintadas por Goya.
"Muerte de san Alberto de Jerusalén", en el catálogo "Callada belleza".

Para Tabar se trataría de dos obras que Goya habría pintado, antes de su marcha definitiva a Madrid, en torno a 1772-1775. Las dos tienen como punto de partida el Cuaderno italiano de Francisco de Goya, que se conserva en el Museo del Prado, con las que considera, guardan numerosos paralelimos, así como con la decoración que Goya realizó para la iglesia del Monasterio de la Cartuja del Aula Dei de Zaragoza.

Según Fernando Tabar, los dos lienzos son obra del pintor de Fuendetodos (Zaragoza) aunque no existe ningún estudio científico que certifique su afirmación. Por lo que Tabar se estaría basando en lo que él define en algún momento como el “ojo de experto”. El catedrático emérito de Historia del Arte defiende su criterio asegurando que no hay máquinas ni análisis que demuestren con total certeza que una obra pertenece a un autor determinado.

Aunque no estaban identificados, se sabía de la existencia de los dos lienzos, puesto que ya salieron del convento de las Carmelitas para la muestra preparada con motivo de la exposición organizada en la catedral de Cuenca “Callada belleza. Arte en las clausuras de Cuenca”, celebrada entre agosto de 2007 y julio de 2008. En el año 2008, en la exposición fue donde Fernando Tabar habría visto las obras inicialmente, teniendo la seguridad desde el principio de que eran de Francisco de Goya. Pero ha sido este verano, a propuesta del director de “Ars Magazine”, cuando ha vuelto a ocuparse de la investigación y, aunque no se han realizado pruebas científicas, Tabar mantiene que los dos lienzos son obra de Goya.

En el catálogo de la exposición “Callada belleza”, editado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Castilla-La Mancha aparece “Muerte de san Alberto en Jerusalén” consta como “Anónimo. Óleo sobre lienzo. Siglo XVIII. 35 x 60 cm. Convento de MM Carmelitas Descalzas. Cuenca”, según la ficha que aparece debajo del lienzo.

Y parece ser, según explica Laura Seoane en La Razón, que los dos lienzos, todavía considerados anónimos, estuvieron hace un año aproximadamente en una sala de subastas en Madrid donde sus responsables ya consideraron la posibilidad de que las obras fueran de Goya. La sala de subastas pidió un dictamen a Richard de Willermin, experto en pintura española e italiana de los siglos XVII y XVIII y en aquel momento el experto en arte dictaminó que las obras eran de Goya.

Las monjas también habrían consultado a “estudiosos” la posible autoría cuando conocieron la afirmación de Fernando Tabar que les dijeron que no eran de Goya y entregado las obras a la Orden, sin que ahora se pronuncien sobre su paradero.

SAN ALBERTO
San Alberto de Jerusalén no era carmelita en sentido estricto, pero la Orden del Carmen lo celebra con toda propiedad como a hijo querido por haber sido su legislador. El 14 de septiembre de 1214, en Accón, mientras participaba en una procesión, San Alberto fue apuñalado por el maestro del Hospital del Espíritu Santo, al que había reprendido y depuesto de su cargo a causa de su mala vida. Es el martilogio que representa “Muerte de san Alberto de Jerusalén” del convento de las Carmelitas en Cuenca.

En el catálogo de “Callada belleza” sobre la composición se indica que es de “gran barroquismo, con un punto de vista bajo ue monumentaliza teatralmente a los personajes y los agiganta, con viva gesticulación, en dinámicas posturas. La factura es muy suelta, y la iluminación refuerza el dramatismo pretendido”.





  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post157