Mascultura

Mascultura

Arte, cine, libros... +cultura

Intento de hacer la cultura más cercana sin olvidar que su categoría es universal


Atenderé tus sugerencias en mascultura@dirigetumedio.com

"No se nos va a ir nunca"

ACTUALIDADPosted by Amparo López 15 Jun, 2013 20:47:17
Día emotivo el viernes en Cuenca, en el que se demostró que había mucho afecto en la ciudad por José Luis Sampedro. Una vez más lo pudo comprobar Olga Lucas, viuda de Sampedro y acompañante del escritor en las últimas visitas que hizo a Cuenca. Olga recogió el cariño de todos los presentes en el acto que el Ayuntamiento organizó para entregarle la Medalla de Cuenca, además de hacer oficial el nombramiento de Hijo Adoptivo de la Ciudad de Cuenca a título póstumo a José Luis Sampedro. Un acto carente del protocolo del que no prescinden otros actos a los que asiste por el mismo motivo y "más humano", como calificó Olga Lucas fue el que tuvo lugar en el edificio de la iglesia de San Miguel.

Un acto sencillo centrado de principio a fin en la figura de Sampedro. Begoña Marlasca, directora de la Biblioteca Pública de Cuenca, recordó a través de un trabajo documental, la relación que José Luis Sampedro mantuvo con Cuenca empezando por el año 1939, primer contacto con la provincia. Fue en Huete donde se encontraba cuando acabó la guerra y donde dejó grandes amigos como Alberto Collado.

En los años 50, Sampedro rastreó las sierras de Guadalajara y Cuenca cuando estaba preparando "El río que nos lleva", novela que durante un tiempo valoró llamar "Pan y navaja" al protagonizar una anécdota con un paisano de la sierra de Cuenca de la que decía que "era como de otro planeta".

En 1951 volvió a la ciudad para dar una conferencia y es en los años 80 cuando vuelve a recorrer las tierras de la provincia, este vez para llevar "El río que nos lleva" al cine, sin embargo, es en la década de los 90 cuando la relación de Sampedro con Cuenca sobra relevancia en su vida. La biblioteca pública Fermín Caballero, en la que ya estaba Marlasca descubre a Sampedro y él a la biblioteca, al taller de lectura y a la Asociación de Amigas de la Lectura. Se crea el premio Glauka que se toma de su novela "La vieja sirena" y viene a Cuenca en varias ocasiones a entregar los premios Glauka, como ocurrió en 1992 con el Premio Glauka inesperado y también a recibirlo, como sucedió en 1996.

La Asociación de Amigas de la Lectura le entregaron el "Diccionario para José Luis Sampedro", de la A a la Z, que prepararon especialmente para él, en el año 1998, y que también mereció un acto de homenaje al escritor.

Gracias a las visitas realizadas a esta ciudad, Sampedro dejó documentos conteniendo el sentido y calidad humana del escritor. Explicó en varias ocasiones la opinión que le merecía el oficio de escritor "un escritor no es una persona especial, es una persona más que hace un oficio, como hace un oficio un carpintero".

Sus preocupaciones aparecen, una y otra vez cuando se dirige al público cariñoso que siempre le acompaña en los actos que protagoniza o comparte, y que refleja Begoña Marlasca: "la dignidad humana, el tiempo y cómo se va de entre los dedos la vida y la mortalidad y la inmortalidad".

Se trató de un homenaje sencillo a Sampedro, un hombre que se quiere y respeta en Cuenca, un escritor que ha dejado un importante y valioso legado que es donde quiso Marlasca poner el acento, al comprobar que en la sala había bibliotecarias de la provincia, a ellas se dirigió y les recordó, en los libros, en los estantes de las bibliotecas "ahí es donde va a estar, no se nos va a ir nunca".

Tal vez no resulte fácil precisar el momento en que la ciudad reconoce el mérito y respeta a Sampedro pero él ya se había declarado: "soy cuencadicto desde hace más de medio siglo". Cuenca ha tenido la oportunidad de sentir el cariño de un gran hombre, un escritor, que había dicho que podía "ser un hombre intelectual" pero sobre todo "un hombre intuitivo" que en vida contagió "su alegría por la vida" como recordó emocionada Begoña Marlasca. A Sampedro esta ciudad no debería olvidarle, ahí apareció expresado el deseo de su compañera durante sus últimos años "a un autor se le honra leyéndola, sigan leyéndolo" .

  • Comments(0)//mascultura.dirigetumedio.com/#post15